1 Tesalonicenses, una comunidad especial.

Una comunidad especial

Serie de predicación 1 tesalonicenses

Hola amigos, les cuento que he decido empezar a predicar una serie sobre la carta de 1 tesalonicenses, probablemente la carta más antigua que tenemos en la Biblia, espero que la disfruten.

0.-Introducción ¿Por qué 1 tesalonincenses?.

Cuando pensamos en una iglesia muchas veces nos imaginamos algo muy diferente a lo que el apóstol Pablo se imaginaba cuando fundaba sus comunidades, en la carta de 1 de Tesalonicenses podemos ver un poco de cómo la iglesia primitiva se consideraba a ella misma.

I.-Un saludo que dice mucho.

El primer versículo de la carta nos presente a los remitentes: Pablo (judío), Silvano (griego) y Timoteo (madre judía y padre griego), más diversidad no se puede pedir.

Quizás ya esto es un símbolo de lo que Pablo esperaba de la iglesia inspirado en Jesucristo: una comunidad donde la diversidad sea alentada en lugar de reprimida.

En la iglesia la perfección no se da en la homogeneidad sino en la sana diversidad que nos lleva a compartir el mismo objetivo: predicar el evangelio del reino de Dios.

II.-La iglesia de Dios.

El término ekklesía es la traducción que hacen al griego del hebreo qahel, usado por los Israelitas para nombrarse “la asamblea de Dios”.

Al usar un término tan conocido, Pablo nos muestra que la iglesia era consciente de quiénes eran: el nuevo pueblo elegido de Dios, los llamados a predicar su reino.

Antes de ser iglesias que “hagan” necesitamos ser iglesias que “sean”, iglesias convencidas de su llamado, convencidas de la eternidad de nuestras obras.

III.-La iglesia del Padre.

Pero no solo es “la iglesia de Dios”, lo que le da continuidad con el antiguo pacto, sino que es “la iglesia de Dios EL PADRE”.

Pocas religiones se atrevieron a tener una confianza tan cercana con Dios como Padre como la tuvieron los cristianos, Jesús nos dejó la muestra, Dios es nuestro “Abbá”.

Conocer a Dios como Padre en una sociedad patriarcal no sirve para reforzar la opresión sino para terminarla, si tenemos un Padre en los cielos, nadie en la tierra puede ponerse en su lugar.

Dios muestra a la iglesia la manera de ser Padre, un Padre que ama, cuida y da libertad para que cada quien desarrolle sus potencialidades y sea libre de tomar sus decisiones, esa debe ser la iglesia.

Conclusión: La iglesia de Jesucristo.

Recién empezando con el versículo 1 la carta a los tesalonicenses ya nos ha dicho mucho: sin variedad, sin identidad y sin filiación no podemos ser iglesia.

Solo en Jesucristo podemos aceptar a todos tal como son, solo en Jesucristo somos llamados elegidos de Dios y solo en Jesucristo podemos llamar a nuestro Dios: Papá.

Oro por todos nosotros, que entendamos, vivamos y compartamos estas verdades, amén.

Suscripción.

Lectiodivina

Amigos, les sigo recordando que están abiertas las suscripciones al blog con las cuales se llevarán el material “la lectio divina, una manera antigua de leer la Biblia hoy” completamente gratis.

Si quieren apoyar al ministerio lo pueden hacer con una suscripción mensual con la que recibirán un material diferente cada mes además de devocionales diarios.

Muchas gracias por el apoyo de siempre, espero leerlos y saber sus opiniones y sugerencias, un abrazo a todos y bendiciones.

sígueme y dame likes!
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

86 − = 80