Adviento: El que había de venir.

Dudando en tiempo de adviento.

Texto.

Adviento, un tiempo de renovación de esperanza, felicidad y paz, las celebraciones están a la orden del día, y todos estamos seguros que Jesús era el Mesías prometido ¿o no?

I.- Adviento entre crisis.

En el pasaje de Mateo 11.2-11, leído durante el tercer domingo de adviento (el domingo pasado), encontramos a Juan el bautista teniendo dudas sobre la identidad de Jesús.

¡Y no sin razón!  en la cárcel y a punto de convertirse en mártir era obvio que se preguntara ¿era Jesús realmente el mesías prometido?  ¿era aquel que iba a librar a Israel del yugo romano? ¿por qué no lo libraba a él?

Al igual que Juan, hoy muchos de nosotros vemos al mundo y vemos nuestra vida y no nos queda más que preguntarnos ¿realmente Jesús era el mesías prometido? ¿realmente él es mi salvador?

II.-El reino de Dios manifiesto.

Ante la duda de Juan, Jesús no responde con palabras sino con hechos: los ciegos ven, los cojos caminan, los leprosos son limpios y a los pobres se les anuncian las buenas nuevas, en conclusión: ¡el reino de Dios ha llegado!

Navidad es un buen tiempo para preguntarnos ¿dónde se manifiesta el reino de Dios? y la respuesta la veremos más adelante, pero por lo pronto haremos una suposición: el reino de Dios se manifiesta ahí donde nadie vale menos que los demás.

III.-El misterioso adviento.

Jesús responde a nuestra cuestión anterior preguntando a la audiencia completa: ¿Qué han salido a ver al desierto? Juan no era un hombre poderoso (una rama movida por el viento), tampoco era alguien rico (no se vestía como rey) pero sí era un mensajero de Dios.

¿Dónde podemos buscar las manifestaciones del reino de Dios? no entre los poderosos y ricos del mundo, sino en el desierto, en lo humilde, en medio de la pobreza y la necesidad, ahí predicó Juan, ahí nació Jesús.

Adviento es tiempo de encontrarnos con un rey nuevo, un rey que trae el reino a los humildes, que nos enseña a amar y ser amados y nos permite vivir para los demás descentrándonos de nosotros mismos.

Suscripción.

Amigos, estas fechas han sido muy movidas y no he podido publicar tan seguido como he querido, pero les agradezco su apoyo siempre y sus suscripciones al blog y a los devocionales.

Suscribete acá!

Bendiciones y abrazos a cada uno de ustedes!.

sígueme y dame likes!
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 60 = 66