De México a Argentina: visión de Reino

6 años en Buenos Aires.

Hace unas semanas se cumplieron exactamente 6 años desde que estoy en Buenos Aires capacitándome y sirviendo a Dios en el sur del continente a unos cuantos muchos kilómetros de mi familia y amigos, hoy les quiero contar un poco de cómo llegué acá y cómo eso marcó mi visión del ministerio.

La Roca, años de capacitación ministerial.

Como muchos de ustedes saben y los que no ahora sabrán, a los 18 años había salido de mi casa en Monterrey hacia Guadalajara (mil kilómetros de distancia aproximadamente) para estudiar en el instituto bíblico La Roca.

Podría hablarles muchas cosas buenas y malas del instituto, pero algo indiscutible es que formó parte de mi carácter ministerial, me dio la disciplina de hacer devocionales diarios y algo muy importante: me acostumbró a trabajar incluso físicamente.

Pastor Ricardo Enriquez y familia.

Cuando iniciábamos el segundo año de cursada, el pastor Ricardo Enriquez, Richie para casi todos, organizó una serie de conferencias de teología, ahí me di cuenta de lo poco que sabía y lo mucho que abarcaba el mundo teológico, ahí supe que el instituto bíblico no iba a ser suficiente.

La primera materia del segundo año fue “predicación expositiva” impartida por Richie quien ostenta una maestría en el SETECA (seminario teológico centroamericano) ahí le pregunté de qué manera podría yo seguir mis estudios teológicos y me pidió que sirviera en su iglesia (iglesia Berea) los años que me restaban de estudio y ellos me apoyarían después.

Iglesia bíblica Berea.

Ir a la iglesia bíblica Berea no solo fue ir a servir sino ir a conocer una verdadera familia, ahí el pastor Richie, su esposa Susy y su hijo Ricardo Daniel se convirtieron en una segunda familia para mi quienes me aconsejaban en todo y me ayudaban a tomar las mejores decisiones para el ministerio.

Para la familia Enriquez solamente tengo agradecimiento así como para toda la iglesia bíblica Berea, no podría nombrar a todos sin que me falte alguno pero todos saben lo importante que fueron y siguen siendo para mi vida.

Rumbo a Buenos Aires.

El tiempo pasaba y yo seguía en Berea, siempre apoyado por todos, especialmente por mis “padrinos” Gaby y Esteban a quienes jamás podría pagarle lo mucho que me han apoyado (lo intentaré hacer apoyando siempre a quien esté en mis posibilidades).

Entonces el tiempo llegó, mi sueño de volar al extranjero y seguir estudiando llegaba y mi elección había sido, por diferentes motivos el seminario internacional teológico Bautista, los gastos para mi familia y para mi hubieran sido imposibles de cubrir pero Dios siempre es fiel y usó a la iglesia para apoyarme grandemente y de nueva cuenta a Gaby que me regaló de navidad el boleto de avión para viajar.

visión de reino.

Y aquí viene lo que les quería contar realmente, algo que sigue marcando mi visión del ministerio:

Cuando estábamos en reuniones para definir la ayuda que me iban a dar para mis estudios, la primera posibilidad, con la que yo estaba de acuerdo también, era que me apoyarán durante 4 años con el compromiso de volver a servir con ellos, sin embargo el grupo de ancianos sabiamente se negó.

“Lo que te vamos a dar es un apoyo, no una inversión, ve tranquilo y que Dios te muestre donde le tienes que servir después”

Los ancianos de la iglesia decidieron tener una visión más amplia que la mía, ellos no estaban invirtiendo para su iglesia, estaban plantando para el reino de Dios.

6 años después he vuelto unas cuantas veces a la iglesia bíblica Berea, sigue siendo mi hogar, pero Dios me ha mandado a otros lugares, sigo en Buenos Aires ahora con una iglesia “naciente” a mi cargo y lo único que quiero es seguir el ejemplo de ellos: no pensar en llenar mi iglesia, pensar en sembrar para el reino de Dios.

Desde acá les quiero mandar un abrazo a todos y como siempre, quiero que sepan que mi ministerio no se debe a mis propios esfuerzos sino a todos ustedes que, guiados por Dios, me han apoyado en oraciones y también materialmente, gracias de todo corazón, me esfuerzo para que todos sus apoyos no hayan sido en vano.

sígueme y dame likes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *