Génesis, ¡No te lo tomes tan literal!

Génesis, no tan literal

En la iglesia evangélica bautista de Villa Crespo estamos estudiando, desde una perspectiva crítica, el antiguo testamento y eso me ha hecho recordar mis peleas con esas historias raras y anti científicas y es por eso que les quiero compartir 4 cosas que pierdes cuando lees génesis literalmente.

Te pierdes el lado artístico.

Aún recuerdo mis tiempos buscando información en internet de cómo defender “el punto de vista bíblico” sobre la creación en contra de esos inventos satánicos de la teoría del big bang y la evolución, ¿saben lo que nunca se me ocurría al leer los relatos de la creación? Disfrutarlos.

Así es, cuando dejas de leer literalmente los textos del génesis te liberas para disfrutar el lado artístico de la obra, ¿a quién le interesa saber si los hermanos Karamazov están basados en una historia real? Lo importante es disfrutar el arte y lo que ella nos comunica.

Te pierdes el revolucionario mensaje de igualdad de género.

Aunque algunas lecturas patriarcales y fundamentalistas usan los textos de génesis 2 y 3 para ratificar la opresión a las mujeres que lamentablemente se da en las iglesias, la realidad es que el texto de génesis 1 es revolucionario para su tiempo.

En la conocida narración sacerdotal de génesis 1 el varón y la mujer son creados al mismo tiempo y ambos a la imagen y semejanza de Dios, no solamente el hombre como algunos han intentado leer, justificando así la supuesta superioridad masculina.

Te pierdes el mensaje liberador de la historia de la creación.

Aunque en nuestra biblia aparece en primer lugar la historia de la creación no olvidemos una cosa: Israel conoce primero a Dios como liberador que como creador y esto se refleja incluso en la historia de la creación.

Las narraciones de génesis no son un manual de historia para que los niños israelitas estudien en la primaria, sino son una colección de historias para despertar la fe en ese Dios que es todopoderoso aún en tiempos en que el pueblo se encuentra en el exilio (setz im leben de las historias).

Te pierdes la fe en la palabra de Dios.

Muchas veces me han dicho “el problema con los “ teólogos liberales” (podría discutir mucho ese término) es que desconfían de la palabra de Dios”, la verdad es que a mis amigos fundamentalistas les respondería: tengo tanta fe en la palabra de Dios que no necesito que sea histórica para que sea real ¿tú fe en la palabra de Dios depende de la ciencia?”

Es increíble el poder de la palabra creadora de Dios cuando la liberamos de las cadenas de la historicidad y dejamos que nos hable en el presente y nos muestre como Dios sigue siendo el Dios que se relaciona con su creación aún hoy en día.

Plus: Te pierdes el poder evangelizador del génesis.

Conozco más personas que han dejado la iglesia por los textos de la creación que ateos que se hayan convertido por ellos ¿por qué? Seguramente porque al hacer una lectura literalista de los mismos nos hemos dado de topes con muchos descubrimientos científicos que hacen irrisorias algunas de nuestras creencias (recordemos el viejo pleito por el movimiento de la tierra)

Por otro lado, si hacemos una lectura más literaria que literal podremos compartir con nuestros amigo y mostrarles que los ideales por los que luchan hoy para buscar un mundo mejor de justicia e igualdad ya están incluidos desde las primeras páginas de nuestro texto sagrado.

seguramente hay muchas más cosas y muchas opiniones diferentes sobre el tema, les animo que si quedaron con alguna duda la comenten y podamos juntos crecer en la fe, ¡bendiciones a todos y gracias por compartir!

sígueme y dame likes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *