Iglesia, lo que somos.

¿Qué nos hace ser iglesia?

Iglesia, tan querida y tan odiada.

Iglesia, ¿la amamos o la odiamos? Yo soy uno de los críticos de la iglesia (está de moda hoy) sin embargo no puedo dejar de amarla y desear lo mejor para ella pues yo también soy parte.

En el estudio del libro de los Hechos, veremos el ideal de la iglesia, lo que está llamada a ser y los peligros por los que puede pasar, en este caso veamos ¿Qué nos hace ser iglesia?

Texto:

Hechos 1.12-14

¿Qué nos hace ser iglesia?

Aunque algunos dirán que técnicamente no se puede hablar de iglesia hasta después de pentecostés, para mí, el pasaje leído es la primera reunión de la iglesia cristiana: una reunión con menos de 20 personas.

Recordemos: Lucas no cuenta la historia con propósitos informativos sino que lo hace con propósito didáctico, quiero provocar una reacción de imitación para que los lectores busquen ser igual a esa iglesia ideal.

En los breves versículos podemos ver las características de esta:

I.- Una comunidad que persevera.

Los discípulos, obedeciendo a Jesús, vuelven a Jerusalén junto a los apóstoles, las mujeres, María y los hermanos de Jesús, más adelante veremos la importancia de esto.

En esta reunión, lo primero que destaca el texto es que «perseveraban», perseverar no es lo mismo que esperar aunque está muy ligado, yo diría que perseverar es la espera activa de la manifestación de Dios.

Perseverar es continuar en la comunidad donde sabes que Dios te ha colocado para ser parte de su actuar en este mundo, perseverar indica que habrá una lucha, pero debo seguir presente aquí.

II.- Una iglesia unida.

Para el cristiano es imposible perseverar solo, para eso la iglesia necesita estar unida, «unánime» traduce RVR y una traducción literal podría ser «en una sola mente».

Esto no es una advertencia para el que piense diferente que los líderes, esto es un mensaje de ánimo para saber que en un lugar donde la variedad es la regla divina, podemos tener todos la mente del Señor.

Tener la mente del Señor no significa pensar todos igual pero sí significa ir todos hacía el mismo rumbo, Dios usa la diversidad para cumplir su mismo propósito de expandir su reino de amor en la tierra.

III.- Una iglesia que ora.

La última característica es la oración.

Las tres son simultaneas y no sobrevive la una sin la otra, solo una comunidad que persevera puede estar unida orando, solo una iglesia que ora puede perseverar en unidad.

El pueblo de Dios orando no solo es el que se junta los miércoles en la reunión de oración, sino aquel que cada día recuerda en oración a sus hermanos entre semana.

Perseverar unidos en oración como familia de Jesús.

El texto menciona a las mujeres (parte importante de la comunidad cristiana primitiva) a María y a los hermanos de Jesús ¿Por qué?

Más allá de lo histórico, lo que el autor del libro nos quiere decir es que donde se reúne una iglesia que ora, persevera y están unidos, ahí se está reuniendo la familia de Jesús.

 

 

¿Te gustó este articulo?
5/5

Para más materiales de estudio no olviden suscribirse al blog y al podcast, y si lo desean también pueden cooperar con alguna donación , bendiciones a todos y gracias por su apoyo!

sígueme y dame likes!
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

51 − 46 =