La reforma protestante. Logros y desafíos.

La reforma protestante, logros y desafíos

Día de la reforma protestante.

Hoy 31 de Octubre, además de Halloween se celebra en muchos lugares el día de la reforma protestante, conmemorando el día en que Lutero pegó sus 95 tesis en las puertas de la iglesia de Wittenberg.

(Si no las has leído acá las puedes leer y no queda en ridículo cuando te pregunten sobre su contenido: 95 tesis)

Si bien hay mucho que decir sobre las verdaderas intenciones de Lutero y la situación socio política en la que se dieron los acontecimientos, enfoquémonos en el presente: logros y desafíos.

La libertad, el mayor regalo de la reforma protestante.

Algo que muchos de nosotros damos por sentado como el concepto de la libertad de cada persona le debe mucho a un joven monje atormentado del siglo XVI: Lutero.

Casi cada filósofo que ha reflexionado sobre la libertad individual es deudor de las reflexiones de Martín Lutero en las que distingue dos tipos de libertad: la interna y la externa.

Hoy en día, en honor a la reforma, debemos reforzar y repensar la libertad individual ¿Cómo hablar de libertad cuando sabemos que nuestras decisiones no son libres de manipulaciones externas (sociología) o internas (psicología)?

Iglesia y estado.

Para nadie es un secreto que la reforma protestante no hubiera sido posible de no ser por los conflictos políticos existentes desde siglos anteriores con los estados del imperio germánico y el papa.

En cierto sentido, la reforma liberó la religión del lazo del estado y viceversa, pero en otro sentido ayudó a la creación de otro tipo de estados religiosos, resultado final: años de sangrientas guerras religiosas.

Hoy sigue estado en la mesa la cuestión religión-estado, como bautista espero que tomemos el ejemplo de nuestros antepasados que se mantuvieron alejados del poder y no de aquellos reformados que lucharon por tenerlo.

Traducciones de la biblia.

Quizás uno de los grandes logros de la reforma protestante fue la traducción de la biblia a los idiomas del pueblo, incluso la Biblia de Lutero ayudando a forjar lo que hoy se conoce como “alto alemán”.

Sin embargo, este grande logro puede ser dañino si nos lleva a una interpretación individualista que no toma en cuenta la lectura comunitaria y tradición.

Ciencias bíblicas.

Me atrevo a afirmar que sin la reforma protestante no existirían los avances en las ciencias bíblicas que tenemos hoy en día (por algo el desarrollo se dio primero en Alemania)

Fue al salir de las cadenas del magisterio que los estudiosos pudieron cuestionar los textos bíblicos y comenzar a estudiarlos seriamente con los métodos disponibles.

De rara forma, hoy parecen ser los “neo reformados” los que se oponen al estudio crítico de la Biblia, argumentando una falta de respeto a la revelación y falta de fe.

Diálogo Inter-religioso y ecuménico.

Quizás el desafío más grande el día de hoy es ¿Cómo conciliar los principios reformados con el diálogo Inter-religioso y ecuménico?

Grandes pasos se han dado y no es casualidad que las iglesias reformadas históricas hayan sido las fundadoras del consejo mundial de iglesias.

Conclusión:

Para concluir envío mis felicitaciones a aquellos que son parte de la verdadera tradición reformada, esa que sabe seguir reformándose el día de hoy.

Como siempre, los invito a suscribirse al Blog, es gratis y recibirán de bienvenida el material “lectio divina: una manera antigua para leer la Biblia hoy”

sígueme y dame likes!
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

44 − = 36