Los dos Papas

Los dos Papas:
Un mensaje para los evangélicos.

«Los dos papas» la película de Netflix basada en la «historia real» del papa Francisco y su relación con Benedicto XVI ha dado mucho de que hablar.

Muy pocas veces opino sobre películas, pero dado que esta está muy cerca de mi área de estudios quiero dedicarle unas palabras. 

Reseñas y críticas hay muchas, especialmente desde los católicos, algunos a favor y otros en contra, sin embargo no ha pasado desapercibida para el público evangélico quien en su mayoría solo la ha usado para reforzar sus críticas a la institución católica romana.

Pero ¿qué podríamos aprender los evangélicos de los dos papas?

Una historia personal.

Durante los últimos tres años he estudiado en la facultad de teología de la pontificia universidad católica de Argentina.

Lo anterior me ha dado la oportunidad de conocer maravillosas personas, estudiantes y profesores con una pasión por el evangelio que no me atrevería nunca a cuestionar su fe.

Por lo mismo, quiero hacer este artículo desde el respeto mutuo y pido a mis lectores que lo lean y lo utilicen igual.

Facultad de teología UCA

Los dos papas ¿historia real?

Entendamos que los guionistas se toman libertades al escribir una película «basada en historia real», no veamos todo como si así hubiera pasado todo.

Ni Benedicto es totalmente como lo pintan y tampoco Francisco, aclarado esto, quiero decir varios puntos en que la película nos habla a los evangélicos.

Verdad y amor, íntimamente ligados.

Uno de los centros de la película está en la relación de de la verdad (representada por Benedicto) y el amor (encarnado en Francisco) ¿Cómo se debe dar esta relación dentro de la iglesia?

Hoy existe una división en las iglesias evangélicas entre el amor y la verdad, hay quienes permiten todo en nombre del «amor» y quienes en nombre de la «verdad» sacan la espada lastimando a quien tengan que lastimar.

Por cierto, en la película Francisco cita la encíclica caritas in veritate, les recomiendo leerla para conocer más el pensamiento de Benedicto.

El amor y la verdad necesitan estar en unión permanente, el amor sin verdad es sentimentalismo y la verdad sin amor no existe.

Líderes humanos.

Tal vez el mayor logro de «los dos Papas» es el mostrar a los líderes de la mayor institución religiosa del mundo siendo realmente humanos, incluso confesando sus pecados entre ellos.

Desde la ignorancia, uno de las grandes críticas evangélicas al catolicismos es la figura del Papa como líder absoluto de la institución más grande y rica del mundo.

Lamentablemente, en las iglesias evangélicas los pastores se han convertido en «mini Papas» infalibles que no pueden ser contradecidos por la grey y no se atreverían a confesar sus debilidades a nadie.

Algo que aprendemos de la película es el valor de saberse humanos sin importar el puesto de autoridad que tengamos en nuestras congregaciones. 

Cuidado con los líderes políticos.

En el congreso bíblico internacional del año pasado me dí cuenta de una cosa: los católicos se están alejando (poco a poco) de las uniones con el poder mientras los evangélicos nos vamos acercando.

Si no vives en Argentina capaz no puedes percibir con verdadera intensidad la confesión de Francisco sobre no haber hablado en la época de la dictadura.

Aún hoy, es difícil conocer a alguien que no tenga un familiar desaparecido o asesinado por aquel gobierno militar, Francisco, para muchos sigue siendo un gran sospechoso por esa razón.

La unión con cualquier tipo de presidente nunca lleva a nada bueno, ojalá nos arrepintamos como evangélicos y dejemos de apoyar a Trump, a Bolsonaro, a Lopez Obrador y cualquier otro que quiera aprovecharse de la nueva fuerza política evangélica. 

Los dos Papas: una crisis cristiana

En el 2018 tuve la oportunidad de asistir a la semana bíblica en Salta, Argentina, como el único evangélico presente y poder charlar personalmente con Padres,monjas y Laicos de diferentes contextos católicos.

Lo que me pude dar cuenta es que compartimos dos cosas: una crisis institucional, y un amor por la iglesia que nos lleva a orar y trabajar por ella a pesar de que los cambios se van viendo muy de a poco.

Tengo mis motivos para ser evangélico y para ser Bautista y lo voy a seguir siendo, pero eso no me lleva a pelearme con cualquiera que no lo sea, necesitamos orar para que la justicia y el amor en verdad predomine en toda institución cristiana.

Los dos Papas ¿Tú que opinas?

Si no la han visto, les recomiendo que la vea con un espíritu de amor y humildad, es una buena producción que nos puede decir mucho más de lo que yo les he escrito.

Me gustaría conocer sus opiniones sobre la película, tanto de católicos como de evangélicos y otras religiones, pueden comentar acá o seguirme en redes sociales para tener más contacto, un abrazo grande a todos.

sígueme y dame likes!
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 84 = 93