Método histórico-crítico.

Método histórico Crítico ¿qué es y paa qué sirve?

¿Para qué el método histórico-crítico?

Hace poco leí la siguiente frase:

Leer la Biblia te hace cristiana, leerla atentamente te hace ateo”.

Sabiendo a lo que iba la frase leí lo siguiente que era una serie de argumentos en contra del texto bíblico por sus contradicciones e incongruencias. 

Más lamentablemente aún eran las respuestas de los cristianos al post, intentando defender lo indefendible se convertían en la burla de todos los que lo leían.

No son nuevas las críticas a la Biblia, lo que si es nuevo es la posibilidad que tenemos cada uno de prepararnos para “dar razón de nuestra fe” y el método histórico-crítico es una gran herramienta para eso.

Un poco de historia.

El método histórico crítico no es solamente producto de la modernidad como sus críticos quieren dar a entender, sino que es el resultado de largos siglos de reflexión y estudio del texto.

De una manera muy poco desarrollada se puede decir que ya autores como Orígenes, Jerónimo y Agustín sentaban las bases de lo que después sería el método en sí.

En su forma actual, el MHC le debe mucho a Richard Simon, sacerdote Francés que comenzó a hacer ruido sobre las duplicaciones y diferencias de estilo que había en el pentateuco.

Sin embargo, no será el ámbito católico en donde se desarrolle el método sino en el protestante cuando un teólogo alemán “Julius Wellhausen” desarrolle su hipótesis de los documentos, hipótesis que aún hoy tiene mucha influencia aunque cada vez más desprestigiada.

¿Por qué histórico? ¿Por qué crítico?

Es un método histórico porque estudia los procesos de producción de los textos, en este caso bíblicos, dilucidando largos procesos y etapas que ayudan al pensar el significado original de cada texto

Es crítico porque intenta ser lo más objetivo posible, siguiendo pautas científicas para el estudio de los textos, intentando a partir de este estudio iluminar al lector actual sobre el significado de los mismos.

Métodos.

El método histórico crítico muchas veces ha sido llamado mejor MétodoS históricoS críticoS, pues se vale de diferentes métodos para llegar al mejor resultado posible, en su forma más básica los pasos son los siguiente (próximamente desarrollaré con más detalle cada uno en un material para los inscritos al blog)

Crítica textual.

Apoyado en los mejores manuscritos disponibles, el método histórico-crítico busca llegar lo más cercanamente posible al texto original.

Este paso explica todos aquellos videos conspiracionistas en contra de traducciones como la NVI o LBLA y en defensa de la RVR.

Crítica literaria.

El segundo paso es, con ayuda de los estudios lingüísticos, determinar el inicio y final de las unidades literarias grandes y pequeñas así como la coherencia interna de cada una de ellas.

Los duplicados y contradicciones nos hacen darnos cuenta de la existencia de distintas fuentes o tradiciones que pudo haber usado el editor final del texto.

Crítica de lo géneros.

En este paso el exégeta intenta definir el género al cual pertenece el texto, para así conocer sus rasgos, sus orígenes y usos, por ejemplo, el genero: sanidades.

Crítica de las tradiciones.

Ahora el exégeta determina la corriente de tradición del texto y su evolución en la historia, por mencionar un ejemplo: la tradición deuteronomista.

Crítica de las redacción.

Por último, ahora sí el exégeta estudia el texto de la manera que ha llegado a nosotros, explica las modificaciones que ha sufrido y hace conjeturas sobre las intenciones del editor final.

Alcances y límites del Método histórico-crítico.

Aunque el método histórico-crítico tiene sus grandes alcances también tiene sus grandes límites pues en el estudio de la Biblia no existe método que pueda arrojarse la absoluta verdad.

Entre sus alcances está el hecho de liberar la Biblia de las lecturas fundamentalistas e infantiles que la ven como un libro caído del cielo, demostrándonos así la participación humana en su proceso de escritura,

Sin embargo, debemos decir que la presunción de objetividad del método solo es aparente como ya se ha demostrado en casi todas las ciencias humanas.

Hoy en día vemos el método histórico-crítico como un paso que debe ser complementado con lo otros métodos exegéticos sincrónicos y los acercamientos hermenéuticos pues de otra manera corre el riesgo de disecar la revelación bíblica y alejarla de la vida actual.

Invitación.

Muchas gracias por tomarse el tiempo de leer, esto solo es un pequeño, muy pequeño resumen de lo que es y aporta el MHC, pronto estaré diseñando un material con más información así que te invito a inscribirte al blog para recibirlo en su momento.

LectiodivinaLes recuerdo que aquellos que se inscriben al blog, de cualquiera de los dos opciones, recibirán gratis el material “lectio divina, una manera antigua para leer la Biblia hoy”.

Para los que están en el plan de pago (que reciben devocionales diarios) les tengo una sorpresa pues a finales de esta semana recibirán un material que les ayudará a tener una mejor lectura del evangelio de Marcos.

Gracias a todos por su apoyo, un abrazo y bendiciones!

 

sígueme y dame likes!
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 2 = 1