Cristianismo y ecología

El cristianismo y la ecología
Cristianismo y ecología.

¿Por qué necesitamos hablar de ecología desde la teología?

Si no se han enterado, este 23 de septiembre se llevará a cabo la cumbre sobre la acción climática en la ONU con el objetivo de acelerar la implementación del acuerdo de París sobre el cambio climático.

Por otro lado, más cercano a los temas del blog, del 6 al 27 de octubre se llevará a cabo el sínodo para la Amazonía en el Vaticano, en la facultad se respira emoción por las reflexiones que se llevarán a cabo.

¿Por qué hablar de ecología?

Muchos aún se preguntan ¿por qué la iglesia y la teología se tiene que preocupar por temas de ecología? ¿No le corresponde eso a los biólogos? ¿Qué tenemos para aportar? Me gustaría intentar responder algunas de estás preguntas.

El cristianismo-judaísmo al banco de acusados.

En los diálogos sobre ecología muchas veces se ha culpado al cristianismo de promover la sobre explotación de la tierra, esto se da por dos motivos que si bien son reales, deben ser interpretados de una mejor manera:

I.-La demitificación de la naturaleza.

Con las religiones monoteístas nos encontramos lo que muchos han llamado la demitifiación de la naturaleza, es decir, al aparecer los relatos sobre un solo creador sobre toda la naturaleza esta deja de ser percibida como divina, lo cual lleva a su explotación.

II.-Génesis 1.28 

El texto de Génesis 1.28 parece ser el justificante perfecto para que el hombre “domine” la tierra, es este mismo que siendo mal interpretado y llevado a su extremo sigue sirviendo a políticos “cristianos” para justificar sus políticas de explotación de la tierra.

Dando respuestas, el cristiano hermano de la naturaleza.

 En la hermosa encíclica “Laudato Sí”el papa Francisco se inspira en el testimonio de San Francisco de Asís quién según Buenaventura, su discípulo:

lleno de la mayor ternura al considerar el origen común de todas las cosas, daba a todas las criaturas, por más despreciables que parecieran, el dulce nombre de hermanas

Desde una sana teología de la creación, el cristiano entiende esta como una acción de relación entre Dios, el hombre y la naturaleza, relación armónica que se ha roto por lo que la teología ha llamado “pecado”

La escatología como ecología.

Uno de los puntos importantes a tratar en el dialogo cristiano sobre la ecología es la escatología, teorías “escapistas” como la del rapto, difundida por la biblia de estudio Scofield y los libros “left behind” han generado en los cristianos una despreocupación preocupante por la tierra.

Sin embargo la escatología bíblica nos habla de un destino común para todos que es dado en esta tierra, la “tierra nueva y cielos nuevos” no deben ser interpretados de una manera que fomente la destrucción de “la vieja tierra y los viejos cielos”.

Jesús el ecologista.

No podemos olvidar que Jesús mismo habló del cuidado que tiene el Padre sobre la naturaleza (Lc.12.6) y nos invita a contemplarla para conocer la forma de ser del Padre (Mt.6.26)

Solamente siguiendo el ejemplo de Jesús quien contemplaba la creación y veía al Padre en ella podemos nosotros también comprometernos a su cuidado y sano disfrute.

¿Qué hacer como iglesia?

El debate seguirá abierto y cada iglesia debe buscar en sus particularidades la forma de cooperar con los movimientos contra el cambio climático, propongo solo algunas recomendaciones personales:

  • Predicar sobre la ecología.
  • Fomentar en los niños la conciencia ecológica.
  • Generar programas de acción social en colaboración con otras asociaciones. 
  • En iglesias con esas posibilidad fomentar el uso de energías sustentables.
  • Disponer de espacios de diálogos y cursos sobre reciclaje y otras prácticas ecológicas.

Eso es todo por hoy, espero estás pocas palabras los animen a seguir luchando por la ecología, recuerden que con pequeñas acciones se cambia el mundo, me gustaría saber por acá y redes sociales qué es lo que cada uno de ustedes práctica para ser más ecológico.

Para dudas y consultas como siempre los invito a escribir por acá, bendiciones a todos, gracias por compartir un poco de este camino!

sígueme y dame likes!
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 1 = 7