“ES QUE ASÍ SOY Y ASÍ ME VOY A MORIR”

Límites

TEMA: LÍMITES/CARÁCTER

Texto: Proverbios 4:23

¿Qué es el carácter?

¿Cómo te describirías a ti mismo en tu carácter? Nuestro carácter marca lo que en realidad somos y lo que llevamos en nuestro interior. Nuestras convicciones se reflejan en la forma de pensar y en nuestras acciones. El diccionario define “Carácter” como “la señal o marca que se imprime, pinta o esculpe en algo”. Es un conjunto de cualidades propias de una persona que la distingue por su modo de ser u obrar de las demás. Sin embargo, debemos comprender que los límites que nosotros ponemos en nuestra vida son los que marcarán nuestra propia identidad, y nos van a diferenciar o delimitar del carácter de los demás.

Protegiendo nuestro terreno.

Supongamos que un terreno está definido por una cerca, y que este territorio específico tiene ciertas características y cualidades. Posee una dimensión única y específica que la separa de las demás, lo que hace que tenga su propio valor. Así es en lo personal, debemos aprender a proteger nuestra alma, mente y corazón para definir lo que dejaremos entrar o salir en nuestra propia vida, y esto nos marcará el carácter que nos define como individuos.

Proverbios 4:23 nos dice “Que sobre todo cuidemos nuestro corazón, porque este determina el rumbo de nuestra vida” (NTV). Podemos afirmar entonces que los límites nos protegen el alma, el pensamiento y nuestra conducta. Es importante que comprendamos que nuestras decisiones marcan el rumbo de nuestra vida, para bien o para mal. Si aprendemos a tomar decisiones correctas como prevención, entonces iremos por la dirección indicada. Pero si no cuidamos nuestras decisiones entonces fácilmente nos desviaremos del camino. Las emociones pueden engañarnos y hacernos pensar que estamos en lo correcto, pero si nos equivocamos, las consecuencias pueden ser dañinas para nosotros y para los demás. Al establecer las fronteras en nuestro propio corazón, entonces nuestro carácter será firme para optar por lo mejor. Necesitamos dominio propio para marcar esa “cerca” que protegerá nuestra vida. Debemos aprender a cuidarnos a nosotros mismos y recordar que nuestras propias decisiones revelan nuestro carácter, y así rechazar lo que nos perjudica y dejar entrar en nuestra vida lo que es bueno para nosotros.

REFLEXIONEMOS…

1. Escribe algunas decisiones importantes que estás tomando en tu vida:
2. ¿Qué límites debes poner hoy en tu corazón para cuidar tus emociones?
3. Ora y pide a Dios que te de dominio propio para establecer límites en tu propia vida.
 

Oremos.

Recuerda que nuestro carácter sigue siendo formado por nuestro Señor. Dios sigue guiándonos amorosamente por el mejor rumbo para nuestra vida, pero tú y yo somos responsables de nuestras propias decisiones, así que debemos aprender a establecer límites que protejan nuestro corazón.

 

Escrito por Susy Herrera Rebollo, en colaboración de Alexis Ceballos y Josué Gutiérrez.

sígueme y dame likes!
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 15 = 21