La comunidad del resucitado

La comunidad del resucitado

Texto:

1 Corintios 15:50-58

Introducción: La comunidad del resucitado.

Cuando la iglesia se junta a compartir la cena del Señor, como nosotros lo hacemos cada mes en la iglesia bautista de Villa Crespo, no es una reunión normal, es la comunidad del Jesús resucitado que se junta a decirle al mundo que nosotros vemos a la eternidad.

I.- Una iglesia que conoce sus limitantes.

En los versículos leídos hoy, los cuales son parte de la misma carta que leemos cuando celebramos la cena del Señor, Pablo se enfoca en el tema de la resurrección y la eternidad, sin embargo su conclusión no será ser una iglesia que se lava las manos del mundo sino una que trabaja fuerte por la obra del Señor.

Cuando Pablo nos habla de lo corrupto, lo mortal, no está haciendo un juicio sino una descripción, debemos entender que somos corruptos, somos mortales y todas las obras que podamos hacer lo son, por más buenos que podamos ser, nuestras obras tienen un poder limitado.

¿Cuántas veces nos hemos ido de una actividad social deprimidos pensando que podríamos hacer más, decepcionados de no causar un cambio verdadero en la vida de alguien? Debemos aceptar nuestras limitantes.

II.-Una iglesia que ve a la eternidad.

Lo anterior no quiere decir que dejemos de hacer las cosas sino que, sabiendo nuestras limitantes, pongamos todo el amor que tenemos por Jesús y confiemos en que Dios le imprime eternidad a cada una de las acciones que podemos llevar a cabo por la justicia, la paz y el amor.

¿Cuál es la diferencia entre la iglesia y un club social? Nosotros como iglesia confiamos en Dios, confiamos que él provea lo que nos hace falta, y confiamos en él para dale carácter de eterno a todo lo que estamos haciendo, eternidad no es un término cuantitativo sino cualitativo.

III.-Una iglesia que trabaja.

Pensando en lo anterior, es claro que la conclusión de Pablo no es la que lleva a la religión a ser “el opio del pueblo” (esperar a la muerte para una vida mejor) sino la que lleva a la iglesia a ser el agente transformador de esta realidad en el nombre de Jesucristo.

¡estén firmes, constantes y trabajen por Dios en abundancia! Creer en la realidad de la resurrección no nos permite escapar del mundo sino confiar en el poder de Dios para transformarlo, firmes ante la adversidad, constantes ante los problemas de todo tipo y dando todas nuestras fuerzas para el trabajo que Dios nos ha dado a cada uno de nosotros.

Todo aquel que se dice ser discípulo de Cristo, que ponga su grano de arena para la justicia, para la paz y para el amor confiando en que a esa pequeña obra Dios es quien le impone lo eterno.

Inscripción al blog.

Amigos, gracias a ustedes este blog está pasando de ser un mero proyecto a ser una realidad y un sueño vivido, próximamente les tendré más sorpresas y los sigo invitando a que se unan a la membresía con la cuál recibirán gratis un manual de cómo leer la biblia con la lectio divina. 

 

Les recuerdo que con la suscripción gratuita además del material recibirán mi newsletter semanal con las mejores recomendaciones de libros y otras cosas.

Además, con tu suscripción paga accederás a mis devocionales diarios realizados desde el texto griego con notas exegéticas y hermenéuticas.

Gracias por su apoyo, espero sus comentarios, sugerencias y compartidas, un abrazo y bendiciones para todos

sígueme y dame likes!
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 49 = 54