Llámenme amigo

Llámenme amigo
Llámene amigo

Día del amigo.

Hoy es el día internacional de la amistad por lo cual quiero aprovechar para felicitar a todos mis amigos que se pasean por este blog, sin ustedes esto no tendría sentido así como la vida en general. 

Les presento una breve reflexión personal sobre la amistad y la iglesia

Amigo.

¡Que palabra especial es “amigo”! En un tiempo en donde muchas otras se han desvirtuado la palabra amigo sigue teniendo la misma connotación positiva de siempre.

Tenemos que cuidarnos cuando hablamos de padre porque ya no representa al protector amoroso en la mente de la mayoría, tenemos que cuidarnos cuando hablamos de “pastores” porque para muchos ya no indica aquel que ama sino aquel que se aprovecha de la iglesia.

Pero amigo, aún cuando hay muy malos de ellos, nunca ha dejado de evocar lo mejor, aquel que está dispuesto a escuchar aunque no gane nada, aquel que está a tu lado en la buenas y en las malas.

Jesús.

Raro es que Jesús solo es amigo para los niños, cuando salimos de la escuelita dominical no nos lo vuelven a presentar igual, se convierte en pastor, en rey, en Señor ¿será que con el crecimiento dejamos de tener la fe de un niño de llamar amigo a Jesús?

Por mi parte me quiero reír con él tal como puedo llorar con él, quiero que me acompañe al cine igual que me acompaña cuando voy a predicar, quiero que sea mi amigo ¿no es así cómo él llamo a sus discípulos?

Iglesia.

Cada vez me convenzo más de algo: necesitamos más amigos que pastores, o más bien, necesitamos pastores que sean amigos y amigos que sean pastores, amigos para charlar, llorar y reír, pastores con los que se pueda hacer lo mismo.

Yo decido tomar el ejemplo de Jesús, ante la tentación del poder prefiero el placer de sonreír con mis amigos, frente a las ganas de imponer un modelo autoritario prefiero las sorpresas de la amistad.

Amigo, por favor llámenme amigo si así me consideran y si no, te pido la oportunidad de serlo, no necesito la admiración de nadie, pero necesito la amistad de los que están conmigo.

Gracias por estar.

Gracias por haberte tomado el tiempo de leer, de seguir caminando a mi lado y si no se quieren perder nada los invito a suscribirse al blog y seguirme en las redes sociales, gracias por sus comentarios y por compartir.

sígueme y dame likes!
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *