Que sobreabunde la esperanza

Que sobreabunde la esperanza

Vi un titular y no le puse mucha atención, en la noche con más tiempo leí un poco y me di cuenta que Jarrid Wilson era el pastor que había cometido suicidio, a Jarrid lo sigo en facebook desde hace tiempo y admiraba y sigo admirando su ministerio y cómo Dios lo ha usado en la vida de muchos.

Sin embargo con cada noticia de este tipo mi corazón se duele, no es el primer ni el último pastor en cometer suicidio, esto no quiere decir que no crean en Jesús y mucho menos que se hayan ido al infierno, ¿por qué alguien que parece tan cercano a Dios pierde el gusto por la vida?

No tengo respuesta.

Tengo desde ayer escribiendo este post y borrándolo, cualquier intento de respuesta suena a falta de respeto a Jarrid y a otros pastores que han decidido quitarse la vida.

La realidad es que no tengo repuestas y no creo que nadie las tenga, esos hombres no son menos espirituales que yo y que tú y sin embargo ya no están aquí, decidieron ir con Jesús.

Lejos de todo juicio.

Hace muchos años en el instituto bíblico el debate era candente: ¿el que se suicida se salva o no?, en lo personal no creo que sea ni siquiera necesario ese debate, mejor pensemos en lo que podemos hacer para evitarlo.

En nuestras iglesias normalmente predomina un peligroso triunfalismo, el que está triste o deprimido puede sentirse juzgado como si tuviera menos fe que los demás, eso evita que nos podamos abrir para curar y ser curados.

La esperanza sobreabunda.

No hablo desde lo abstracto, si bien gracias a Dios no he sufrido depresión ni pensamientos suicidas, si tengo gente muy amada que la sufre, lo único que puedo hacer por ellos es orar y ofrecer mi amistad.

Si hoy estás leyendo esto pensando que ya no vale la pena vivir no te puedo decir que te entiendo pero te puedo ofrecer mi hombro para llorar, también con toda confianza te invito a la comunidad donde me congrego, sé que ahí no serás juzgado y el amor tiene poder sanador.

Contacto.

Te invito a contactarte, haré lo que esté en mis manos para ayudarte, no porque sea mejor que tú sino porque en Jesucristo he encontrado un amor que me da esperanza y quiero que también tú la puedas encontrar.

 

sígueme y dame likes!
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

70 − = 64