Teología pastoral, primeras impresiones

Mis primeras impresiones sobre la materia de “teología pastoral”
Teología pastoral (primeras impresiones)

Primeras impresiones.

Algunos quizás sepan que actualmente curso algunas materias en la facultad de teología de la UCA en Buenos Aires, este semestre me toca teología pastoral, llevo dos semanas y les quiero compartir algunas impresiones primera, les iré compartiendo un poco más en el transcurso del cuatrimestre.

Subiendo a lo pastoral.

Lo primero es una frase que dijo hace tiempo el titular de la materia, el decano de la facultad, Carlos Galli:

No se trata de hacer una “bajada pastoral” como muchos dicen, más bien es una “subida pastoral” cuando la teología se lleva a la vida.

En otros lugares donde he estudiado siempre se habla de la importancia de la “bajada pastoral” de todos los estudios, es de llamar la atención que para la facultad de la UCA lo pastoral no es algo a donde hay que bajar (como si fuera menos) sino subir (pues es más importante).

Reflexión seria sobre lo pastoral.

La segunda impresión/desafío que me ha dado la materia en sus inicios es la posibilidad de llevar a cabo una reflexión crítica sobre la labor pastoral y todo lo que ella conlleva.

En otros tiempos pensar en una materia de “pastoral” me traía a la mente a profesores viejos dando consejos “prácticos” y casi siempre basados en sus experiencias sobre como organizar la iglesia, nada en contra pero prefiero las cosas más pensadas.

Pastoral encarnada.

Ya entrando en la materia en sí, la reflexión ha sido sobre  tomar el ejemplo de la encarnación de Jesucristo como principio de acción pastoral que equilibra la acción divina y la necesaria mediación humana.

Acción divina.

En Jesucristo “verdadero Dios” podemos entender la iniciativa divina de salvación y salvaguardar el protagonismo divino en la iglesia.

Sin embargo justamente guardando el protagonismo de Dios muchas veces hemos dejado de lado nuestra humana responsabilidad en la planeación y comunicación del evangelio.

Mediación humana.

Así pues, en Jesucristo “verdadero hombre” podemos conocer la decisión de Dios de usar mediaciones humanas para la salvación de las personas.

Entendiendo estas dos cosas podemos pensar en una iglesia que no le quita la honra a Dios pero tampoco deja sin responsabilidades, sin libertades y por lo tanto sin dignidades al ser humano.

Algunos principios de acción:

  • Siempre guiarnos con la oración en todo ministerio eclesial.
  • No manipular lo divino para conseguir nuestros objetivos pastorales.
  • Dar espacio a la libertad de las personas de la iglesia, no presionar a nadie a tomar decisiones y ministerios en contra de su voluntad.
  • Recordar el fin de la acción pastoral: el encuentro del ser humano con Dios.

Hoy salí del aula con muy buenas impresiones, definitivamente nunca se deja de aprender y me gusta poderles compartir un poco de lo que voy aprendiendo en el camino.

Espero les sea útil en sus ministerios y nos animemos a pensar la pastoral sin miedo a lo que pueda llegar a molestar a nuestra forma de hacer iglesia.

Me gustaría estar más en contacto con todos por medios de los comentarios acá y por redes sociales, muchas gracias por su tiempo y apoyo siempre.

sígueme y dame likes!
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 8 =